La puesta en marcha de la nueva campaña de pesca de la caballa vuelve a poner de manifiesto la gran injusticia que sigue padeciendo Asturias en el reparto de las cuotas.

Al presidente de la Federación de Cofradías de Asturias, Dimas García, sólo le queda la esperanza de que la justicia falle a favor de los intereses de los pescadores asturianos, cuando decida sobre el recurso planteado por los pescadores de esta región.  La semana pasada, cuando se conoció el cupo de esta temporada, Asturias se encontró con 30 toneladas menos, en comparación con la temporada anterior, que ya era muy mala. Es un quince por ciento menos. En total son 1700 toneladas las que pueden capturar los pescadores.