Unas dos mil cien hectáreas pertenecientes a unos quinientos propietarios son las que se verán afectadas por la segunda fase de la concentración de montes de San Tirso de Abres.

Esta mañana, técnicos de la consejería de Desarrollo Rural se reunían en el auditorio municipal santirseño con los vecinos. La alcaldesa, Goretti Quintana, ha mostrado su satisfacción porque este encuentro es prueba del compromiso del gobierno regional con llevar adelante una concentración de montes que permitirá aprovechar la productividad de la superficie forestal y obtener rentabilidad. Quintana espera que en los presupuestos regionales aparezcan partidas destinadas a esta concentración que tendrá un presupuesto millonario y plurianual, afirma.