Desarrollo Rural suprime el cupo máximo de jabalíes adultos que se podía abatir hasta ahora en los cotos regionales

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha decidido suprimir para la temporada de caza 2017-2018 el cupo máximo de jabalíes adultos que se podía abatir hasta ahora en los cotos regionales, fijado en seis ejemplares. No obstante, las sociedades adjudicatarias podrán establecer su propio límite en los planes de aprovechamiento correspondientes, en función de la población de la especie. Esta medida ha sido incluida en la disposición general de vedas que hoy publica el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA).

La nueva normativa  también permite añadir un día hábil más al permiso de caza en las reservas y en los cotos regionales cuando no sea posible completar la cacería dentro de las fechas establecidas por una situación excepcional (nieve, niebla, etcétera) y siempre que se acredite que no hubo oportunidad de ningún lance.

Además, con el fin de prevenir daños en cultivos de maíz, la consejería establece que, excepcionalmente, se podrá ampliar el plazo establecido  para  ahuyentar  jabalíes con perros, desde el 15 de abril al 31 de agosto. También será posible emplear perros de rastro para espantar al animal en los refugios de caza y zonas de seguridad, con una resolución expresa de la Dirección General de Recursos Naturales y bajo supervisión de la Guardería del Medio Natural.

Respecto al gamo, los cotos regionales podrán exceder los cupos fijados  en la disposición general de vedas cuando, por razones de orden biológico, se pretenda disminuir la población.

En las áreas afectadas por incendios el año anterior o actual de la temporada, y cuya superficie quemada sobrepase el 20% del total, las zonas incendiadas quedarán vedadas a la caza, de forma automática, para todas las especies y durante toda la temporada.

La normativa también prevé que, de manera excepcional y por motivos de seguridad de las personas y sus bienes, puedan ampliarse los plazos de adiestramiento de perros en el ámbito e inmediaciones de los grandes núcleos de población.

Los cotos regionales que pretendan instaurar zonas de adiestramiento permanente podrán ser autorizados, previa presentación de un plan que deberá contener las normas de uso para los socios. El proyecto deberá  reflejar claramente el área de adiestramiento, que nunca podrá ser superior a 100 hectáreas y deberá ubicarse en espacios de baja calidad ambiental.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad