La Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública del Occidente reitera su «preocupación por el estado actual y futuro de la atención sanitaria en el Área I de Jarrio»

La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública del Occidente de Asturias vuelve a reiterar su preocupación por el estado actual y futuro de la atención sanitaria en el Área I de Jarrio. El doctor Juan Antonio Salcedo, miembro de la Plataforma, enumera una serie de razones por las cuáles, siguen preocupados por lo que ocurre con la Sanidad en la comarca.

 

COMUNICADO DE LA PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA DEL OCCIDENTE DE ASTURIAS

Reiteramos de nuevo nuestra preocupación por el estado actual y futuro de la atención sanitaria en el Área I de Jarrio. ¿Qué razones mantienen dicha preocupación?. Veamos:

1.- Según datos oficiales, la espera media para consultas (promedio de días que han permanecido en espera para una primera consulta los pacientes que han sido atendidos durante el periodo de estudio), ha aumentado en 2016 en relación con 2015, 106, 67 días y 82,06 respectivamente; es en urología y cardiología donde más se nota el retraso. Los pacientes en lista de espera quirúrgica estructural (pacientes que en un momento dado, se encuentran en situación de ser intervenidos y cuya espera es atribuible a la organización y recursos disponibles), se sitúan en torno a los 700 sin variaciones en 2016 respecto a 2015 con demoras similares para ambos años (74,67 frente a 73,30 días). Es urología en la que si aumenta el retraso, pasando a 89,98 a finales de diciembre.

Sin embargo el Servicio de Radiología mejora discretamente si comparamos los resultados de un año y otro; el número de ecografías pendientes en 2016 era de 299 frente a 314 del año anterior con una demora de 47,92 días (2016) frente a 53 (2015). El número de biopsias pendientes en 2016 era de 133 frente a 35 en el 2015, cifra que también aumenta para las citologías. No de manera oficial sabemos que los informes de las biopsias tardan 2 meses y los de las citologías corresponden a las tomadas en julio de 2015.

2.- Esta situación se correlaciona con la falta de profesionales por su jubilación,  traslado a otros centros o escasez (cardiología, anatomía patológica o urología).

3.- El panorama se ve agravado por la marcha de la nefróloga (parada por el momento y obligada a permanecer en Jarrio). Para mantener las sesiones de diálisis, es necesario tener un especialista como manda la ley, y si se quiere que funcione mañana y tarde, como debe ser, es necesario tener a dos personas y el personal de enfermería necesario.

4.- La política de gestión de recursos humanos no parece acertada. El criterio anticipatorio en el caso de las jubilaciones, no parece existir, y hay razones estructurales y organizativas que alejan a los posibles candidatos (condicionar a especialistas que no son internistas a hacer guardias de Medicina Interna que algunos no quieren). Las bases de las convocatorias y la precariedad de los contratos en relación con sus condiciones, tampoco hacen favorables la fidelización del personal, lo que es extensivo a todos los estamentos. Las bajas del personal no sanitario no se cubren.

5.- Los presupuestos dedicados a la Atención Primaria han ido disminuyendo año tras año a nivel del Principado. En este nivel, en el Área de Jarrio, hay escasez de suplentes y los que están, en ausencia de los titulares, cambian con mucha frecuencia rompiendo la continuidad de la atención, principio básico de este nivel asistencial. Quizás estos hechos provoquen que los trabajadores se quemen, se desmotiven y pierdan calidad en su atención, lo que se palpa ostensiblemente sin medidas para remediarlo.

6.- El Equipo de Paliativos está desmantelado después de haber conseguido unos  niveles de calidad y aceptación por parte de la población buenos. En los Centros de Salud no parece que hayan recibido instrucciones mientras se encuentra suplente, lo que obliga a la enfermera que está al frente a realizar una ardua indagación telefónica para resolver un problema.

7.- La Dra. Santamarina ha declarado en sede parlamentaria que los recursos humanos se ajustan a las necesidades de la población y que no son necesarios más profesionales. Nos gustaría conocer cuales son los criterios ya que en España, que sepamos, no se han elaborado como si se ha hecho en Reino Unido.

8.- La Dra. Santamarina, en declaraciones al Comercio (22 de diciembre 2015), en relación con la fusión de áreas, comentaba que permitiría “compartir  los profesionales”. Hasta la fecha, parece que es Jarrio el que aporta profesionales a Avilés y no al revés, a excepción de oncología y realización de endoscopias de cribado.

9.- ¿Qué modelo de Hospital se quiere? ¿Va a estar centrado en el Servicio de Medicina Interna con especialistas de consultores?. Nos gustaría que se aclarara.

10.- La Dra. Santamarina en sede parlamentaria nos acusa de mentirosos por estar en la creencia de necesitar un urólogo más. Una de las razones de aumento de la lista de espera obedece a la situación de esta especialidad; él solo, tiene que atender a la consulta, hacer técnicas, operar, pasar planta y a las urgencias. ¿Le parece poco?.

11.- Podemos equivocarnos o malinterpretar los hechos, nunca con mala intención, pero esto se evita si hay trasparencia y se explica a los ciudadanos lo que se quiere en los foros adecuados, caso de los Consejos de Salud que no se reúnen. ¿Cuándo se van a celebrar?. Nos gustaría asistir

12.- Mucha tarea está por hacer: ¿Cuándo y como se va a acometer?. Esperamos que no tarden mucho tiempo en llegar las medidas oportunas para que el deterioro no sea irremediable.

PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA DEL OCCIDENTE DE ASTURIAS

Febrero de 2017

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad