La antigua Imprenta del Río de Luarca, incluída en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias

El pleno del Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias, que ha presidido el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha aprobado la inclusión de la antigua imprenta de Luarca- el edificio que albergó Litografía Río- en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias (segunda categoría de protección tras la de Bien de Interés Cultural) a propuesta de la asociación Incuna (Industria, Cultura, Naturaleza).

En el encuentro se ha dado cuenta también del proyecto refundido de las obras de emergencia y consolidación del yacimiento arqueológico del castro del Chao Samartín, en Grandas de Salime. Este proyecto engloba las actuaciones urgentes y de restauración que serán acometidas a partir de este mismo año con financiación conjunta del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento, la Consejería de Educación y Cultura y el propio Ayuntamiento del concejo.

El Pleno ha acordado hoy iniciar los trámites para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) el conjunto histórico de Campomanes, en Lena. El organismo ha decidido proteger el grupo de edificaciones: palacio, puente medieval y capilla, entre otros elementos, como sitio histórico por su singular vinculación con el Camino de Santiago.

También ha aprobado, además, un proyecto de obras de mantenimiento y consolidación en Santa María del Naranco, en Oviedo. La finalidad de los trabajos, promovidos por la Consejería de Educación y Cultura, es evitar los daños que ocasionan las filtraciones en la fachada norte y la falta de drenaje del pavimento exterior que rodea el edificio.

Los trabajos en el monumento prerrománico ovetense se aprovecharán para mejorar zonas desgastadas por el tránsito de visitantes mediante un pavimento blando, de forma similar al utilizado en San Miguel de Lillo, lo que favorece una buena integración con el entorno, al permitir el crecimiento del césped.

El proyecto incluye el desmontaje del peldañeo de la escalera de acceso al piso superior para hidrofugarlo (tratarlo contra las humedades y filtraciones de agua) y la reparación del suelo del vestíbulo de acceso a la sala de la planta superior. La intervención se acometerá a partir de este mismo año con un presupuesto de 149.740 euros.

El organismo ha analizado varios proyectos de intervención en bienes patrimoniales, concretamente en palacios de distintas demarcaciones de la comunidad.

La aprobación de la rehabilitación del Palacio de Maqua, promovida por el Ayuntamiento de Avilés, dará solución a la complicada situación de conservación de su patio de madera. Se plantea la recuperación de todos los paneles que sea posible y la réplica de aquellos cuyo estado de conservación lo impida. El propósito es que el edifico público tenga uso de nuevo en un futuro próximo.

Asimismo, se ha dado el visto bueno a un proyecto de mejora de los palacios de Camposagrado y Valdecarzana de Oviedo, que son la sede actual del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. El planteamiento es realizar una serie de reformas de adecuación funcional de los edificios a las necesidades actuales. Además, el proyecto incluye un drenaje perimetral que permita reducir los problemas de conservación de la piedra y plantea una iluminación monumental para ambos inmuebles. La intervención está promovida por la Consejería de Hacienda y Sector Público, con el apoyo del Programa Operativo Feder de Asturias, y su coste se estima en 796.800 euros.

Por otra parte, el pleno ha aprobado el proyecto de cambio de uso del palacio de Agüerina, situado en Belmonte de Miranda, cuestión que ha sido revisada a petición de los propietarios. La finalidad es permitir el uso hostelero del edificio, como alojamiento rural, con la pertinente garantía de conservación.

Te puede interesar:

Compártelo