La vivienda tutelada de San Tirso de Abres podría comenzar a funcionar en lo que queda de año

Ha quedado aprobada la ordenanza  que regula el servicio municipal del alojamiento de personas mayores en la vivienda tutelada de San Tirso de Abres. La vivienda, de cuatro plazas, está destinada al alojamiento de mayores no dependientes o con dependencia de grado I, sin graves problemas de movilidad. La vivienda ofrece los servicios de alojamiento, cocina y comedor, lavandería, asistencia de la vida diaria que requiera la persona, cuidados sanitarios elementales, traslado al centro de salud en caso de urgencia, servicio de teleasistencia y la realización de actividades de ocio, esparcimiento y acompañamiento para que los residentes acudan al lugar donde se realicen las actividades. La vivienda tiene dos habitaciones individuales y otra compartida. El coste de la plaza en habitación individual es de 1.000 euros al mes más IVA. Y 600 euros más IVA en el caso de plaza en la habitación compartida. La alcaldesa, Goretti Quintana, espera que pueda empezar a funcionar en lo que queda de año.

Te puede interesar:

Compártelo