El alcalde de Castropol, satisfecho con el sistema de saneamiento de la Ría, si bien recuerda que algunas localidades siguen pendientes de conexión al saneamiento

El consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, ha visitado el sistema de saneamiento de la ría del Eo, que ha entrado en servicio tras culminar los trabajos de la segunda fase del proyecto y una vez incorporados los vertidos de Vegadeo a la nueva estación depuradora. La última parte de esta obra ha supuesto una inversión de 3.554.603 euros que, sumados a los 4.346.199 de la fase ejecutada en 2017, y a los 4.482.595 que costó la depuradora, suponen un desembolso total de 12.383.400 euros. La actuación cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). El sistema de saneamiento está formado por 28 kilómetros de conducciones en gravedad o en impulsión que, partiendo de los puntos bajos, ubicados en los puertos de Castropol y Figueras, y en la desembocadura del río Suarón, en Vegadeo, confluyen en la depuradora. En total, consta de nueve bombeos ubicados en Castropol, Aldeanova, Vilavedelle, Figueras, Donlebún, Tol, La Linera, Brul y Vegadeo.

El alcalde de Castropol, José Ángel Pérez, satisfecho con el resultado de esta obra porque contribuye a mejorar la calidad del agua que se vierte a la ría, recuerda que en su municipio, quedan pendientes por estar conectadas al saneamiento, Las Campas, Piñera, Seares y una parte de la parroquia de San Juan de Moldes.