El Plan Especial de Incendios vuelve a la fase de Alerta, de carácter preventivo

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez ha decretado este miércoles, a las 14.31 horas, el paso a fase de ALERTA del Plan Especial de Incendios Forestales (INFOPA), viendo la “escasa incidencia de incendios forestales” y dada la previsión meteorológica existente. La fase de carácter preventivo,  se activa de forma automática cada temporada,  en las épocas de peligro alto y medio. Coincidiendo con la época de peligro alto, el plan permanecía activado en este fase desde el pasado 15 de enero y así permanecerá hasta el próximo 30 de abril si no se registran episodios como los de estos últimos días.

Uno de los incendios que permanecía activo esta mañana se encontraba en Biescas (Valdés). Desde allí, Marcelino del Couz, ganadero, nos ponía al tanto de un incendio cercano al río, que ha quemado en estos últimos días varias hectáreas de terreno y que afectó a todo tipo de árboles.

La diputada de Podemos Asturias, responsable de Medio Rural, Paula Valero, planteará al gobierno regional una interpelación en el pleno del jueves, reclamando “una evaluación ambiental, social y económica de las consecuencias de los fuegos sobre la población afectada». Respecto a la oleada de fuegos que sufre Asturias estos días, Valero ha señalado que «la actual Política Agraria Común (PAC) y la Ley de Montes que se aprobó en Asturias no han favorecido en nada la lucha contra los incendios porque, de hecho, el panorama se complicó desde su aprobación». Considera también que las ayudas de la PAC se conceden por superficies históricas, lo que podría incitar a apoyarse en el fuego para mantener estas superficies en forma de pastizales».

Por su parte, la Coordinadora Ecologista de Asturias recuerda que en la región ha habido más de 400 incendios en 5 días. Reclama una rápida actuación para identificar a los responsables de estos delitos y avanzar en las políticas de prevención que eviten estos incendios que  todos los años se producen, y se acabe ya con esta impunidad. También pide más medios para investigar y la independencia de estos medios; reclama la prohibición del pastoreo en  las zonas quemadas, que se recuperen los acotamientos como medida preventiva (como ocurre en toda Europa) y la retirada de las ayudas y subvenciones a los montes quemados, como obliga la normativa, para evitar que se consiga lucro de los incendios forestales.