La biofábrica de Ence en Navia logró reducir en 2018 sus emisiones de gases de efecto invernadero

La biofábrica de Ence en Navia consiguió reducir el pasado año en 2.800 las toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera con respecto a los datos del año anterior. Así lo ha confirmado la auditoría de verificación de emisiones de Gases de Efecto Invernadero a la que fue sometida la planta al terminar el 2018.  La auditoría ha dado como resultado el mejor dato de eficiencia de emisiones para la fábrica de Navia, en relación a su producción. La mayor reducción en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero- señala la compañía- se ha logrado gracias a la disminución de consumos de fuel, tanto en la caldera de recuperación, ligada al proceso industrial de la celulosa, como en la caldera de biomasa. En global, el uso de este combustible se redujo en 1.854 toneladas con respecto a 2017.