Rescate de Montaña en Cabrales

El Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), a bordo del helicóptero medicalizado, ha rescatado a un ciudadano holandés, de 64 años, que resultó  herido tras caer, por causas que se desconocen, en una grieta en un cañón entre Urriellu y Camburero, en Cabrales. El afectado, que presentaba una contusión en la espalda ha sido evacuado al Hospital Comarcal de Arriondas. El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 10:04 horas. En la llamada explicaron que iban caminando y oían a alguien pedir ayuda en la canal que sube de Bulnes al Urriellu. Los alertantes señalaron que no veían a la persona y creían que podía estar en una cueva por cómo se escuchaba la voz. De inmediato se movilizó al equipo de rescate de Bomberos del SEPA, a bordo de la aeronave medicalizada. Una vez en la zona, el grupo de rescate comenzó a rastrear la zona, tanto por tierra, como desde el aire. A la media hora de estar en el lugar, uno de los bomberos-rescatadores que iba en el helicóptero visualizó desde el aire señales de luz hechas con una linterna. Se trataba del afectado que había caído en una grieta. Éste se encontraba a más de 800 metros de distancia de donde los alertantes escucharon su petición de ayuda. El difícil acceso del lugar, la entrada simulaba una chimenea con una entrada muy angosta y una pared muy vertical, dificultó el rescate, para el que fue necesario ejecutar cuatro ciclos de grúa, en los que se desplegaron cada vez, entorno a 50 metros de cable. Primero entró un bombero-rescatador y a continuación el médico-rescatador que suministró analgesia al varón accidentado. A continuación se procedió a su inmovilización colocándole el ferno-ked.  El siguiente paso fue su evacuación, junto al médico-rescatador con el triángulo de rescate. Tras concluir la operación de rescate se evacuó al herido al Hospital Comarcal de Arriondas. El grupo de rescate dio por finalizada la intervención a su llegada a base, a las 14:07 horas. La sala del 112 del SEPA informó del suceso a la Guardia Civil, al SAMU y a los 112 de Castilla y León y Cantabria.