Fallece el conductor de un camión al precipitarse por un terraplén cerca del puente Polea (Villayón)

El conductor de un camión que circulaba por la carretera AS-35 Villayón-Boal, I. G.F. de 44 años, vecino de Luarca, ha fallecido en un accidente de tráfico ocurrido esta tarde en las inmediaciones del puente Polea, en Villayón. Al salirse de la vía, el vehículo cayó por un terraplén de más de 20 metros, incendiándose de manera inmediata y ocasionando un pequeño incendio. La alcaldesa de Villayón, Estefanía González, ha explicado que el vehículo trabajaba en las obras que se acometen en la carretera que va de Valdedo a  Castanedo. El Jefe de Bomberos de la Zona Noroccidental recordó cómo se ha desarrollado el dispositivo de rescate.

Según informa el Centro de Coordinación de Emergencias, el aviso se recibió a las 16:15 horas. En la llamada se indicó que un camión había caído de un puente, había comenzado a arder y no se veía a su conductor. De inmediato se movilizó al Jefe de Bomberos de la Zona Noroccidental, a los efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) de los parques de Valdés y Barres, a uno de los helicópteros multifunción de Bomberos del SEPA, con efectivos de la base de Ibias, y al Grupo de Rescate de Bomberos, a bordo del helicóptero medicalizado.

Una vez en la zona, el incendio y el lugar, de muy difícil acceso, en el que se encontraba el camión impidió la intervención del equipo de rescate que permaneció en el lugar, marcando desde el aire donde se encontraba el vehículo accidentado.

A continuación, llegó el resto de efectivos de Bomberos del SEPA. El helicóptero multifunción, junto a los bomberos de Ibias, realizó una serie descargas con las que se extinguió el fuego que afectó a matorral. Al mismo tiempo, el resto de la dotación, junto al Jefe de Zona, descendió hasta el camión. Se fue montando un tendido de mangueras para extinguir las llamas del camión, al tiempo que se rastreaba el espacio en busca del posible ocupante del vehículo, por si pudiera haber salido despedido del mismo.

Los bomberos utilizaron agua y espuma para extinguir el fuego del camión. Las llamas calcinaron la cabeza tractora del camión, mientras que la góndola, que estaba vacía, no resultó quemada. Fue durante las tareas de extinción, cuando los efectivos de bomberos localizaron el cuerpo sin vida de la persona conducía el vehículo. 

La sala del 112 del SEPA informó a la Guardia Civil, al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) que activó la UVI Móvil de Jarrio y al servicio de mantenimiento de la calzada.

Im. cedida por D. Suárez.

Compártelo