La Plataforma Salvemos Nuestro Hospital denuncia la situación de los vestuarios del área de rehabilitación de pacientes del Hospital de Jarrio

La Plataforma Salvemos Nuestro Hospital denuncia la situación de los vestuarios del área de rehabilitación de pacientes en el Hospital Comarcal de Jarrio (Coaña): el suelo es de cemento- “como en cualquier instalación ganadera”  y se encharca “constantemente por el agua que proviene de las duchas”.

Además, el equipamiento de los vestuarios “es insuficiente y está completamente obsoleto” y tampoco están adaptados a personas con movilidad reducida cuando, precisamente, “hablamos del área de rehabilitación”, explica Carlos López, portavoz de la Plataforma. Por otra parte, las duchas tienen la anchura de un inodoro, por lo que resulta “casi imposible desenvolverse con cierta normalidad” en ese espacio.