Desconvocada la huelga en las ITV asturianas

El Gobierno de Asturias y la dirección de la empresa Inspección Técnica de Vehículos (Itvasa) han alcanzado un acuerdo con los trabajadores, que contempla una ampliación de plantilla, medidas para mejorar los niveles de temporalidad y el compromiso de implantar la jornada de 35 horas a lo largo del próximo ejercicio.

Tras las reuniones mantenidas durante octubre y noviembre en el marco de la mesa de negociaciones, este viernes se ha conseguido un acuerdo en las dependencias del Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (Sasec). De las tres peticiones planteadas por la representación laboral a la Consejería de Industria, ya existía un preacuerdo en lo relativo al refuerzo de la plantilla y la reducción de la temporalidad, y quedaba pendiente pactar el plazo para la implantación de la jornada laboral de 35 horas semanales.

En este sentido, el acuerdo recoge la reducción de jornada con fecha 1 de octubre de 2020, una vez sean efectivas las dos medidas anteriores,  de modo que el aumento de la plantilla se refleje, sobre todo, en la reducción de los plazos de espera actuales para realizar las inspecciones de vehículos.

La directora general de Industria, Rosana Prada, ha valorado el esfuerzo de diálogo realizado por todas las partes para alcanzar un acuerdo satisfactorio que repercuta en la calidad del servicio prestado por las estaciones de la ITV a los asturianos y a las asturianas.

El acuerdo suscrito contempla de manera textual tres puntos:

–        Incremento de personal: Itvasa contempla para los presupuestos de 2020 la incorporación de 21 personas, de las cuales 19 estarían destinadas al área de inspección.

–        Estabilización del empleo reduciendo la temporalidad: Se reducirá progresivamente la tasa de temporalidad hasta alcanzar el objetivo del 8% máximo, dentro de lo que la normativa permite.

–        Reducción de la jornada laboral a 35 horas.