El Beone Ribadeo Rugby venció y convenció en el derbi ante el Muralla de Lugo

Los jugadores del BeOne Ribadeo tenían muy claro su objetivo en el partido que se celebró en el campo Municipal de Outeiro, A Devesa el pasado Sábado.

En primer lugar debían neutralizar la ventaja de 14 puntos, dos ensayos transformados, con la que el Muralla de Lugo se presentaba al derbi, posteriormente su objetivo era dejar claro que son un equipo que no va a poner las cosas fáciles a sus rivales y que, a pesar de medirse con Clubs mucho más consolidados, con estructuras muy numerosas y con poblaciones mucho más importantes donde captar jugadores, cualquier equipo que pase por Ribadeo va a tener que trabajar duro para llevarse puntos.

Las cosas se complicaron más si cabe cuando en el minuto 5 un ensayo transformado del Muralla elevaba a 21 los puntos de diferencia a contrarrestar por parte del equipo local con un ensayo tras un robo de balón en línea de veintidós propia.

Durante toda la semana el equipo había entrenado para este partido, analizado el juego de su rival y planteado diferentes escenarios en función de las posibles variaciones de posición de sus jugadores más relevantes, pero parecía que en este minuto 5 todo estaba perdido.

Nada más lejos de la realidad, uno tras otro los ensayos fueron llegando para un equipo que, espoleado por la numerosa afición que se dio cita para el partido, llegaba al descanso con un resultado de 27-12 a su favor, un punto por encima teniendo en cuenta el resultado obtenido en As Pedreiras en la ida. Primer objetivo cumplido!

La segunda parte, a pesar de la buena defensa del equipo de la Capital, fue de claro dominio local, un parcial de 21-0 situaba el definitivo 48-12. 

Las fases estáticas están siendo el punto fuerte de este equipo, mele y touche propias dan balones claros a una línea de tres cuartos que maneja con precisión el balón y facilita la defensa disputando con fuerza las introducciones y saques de lateral contrarios. Asimismo el juego al pie es otra de las virtudes del BeOne, al buen manejo de balón a la mano hay que añadir que esta faceta del juego crea mucha inseguridad en los rivales, que dudan entre subir a placar a su par o defender el juego que se genera detrás de la primera línea de defensa cuando se patea el balón. Un equipo muy compensado y que, tras recuperar a Manuel, lesionado en pretemporada, formaba por primera vez con 15 jugadores desde el inicio de la liga.

 

En dos semanas el equipo viaja a Ferrol para cerrar esta primera fase de la liga ( la liga Norte) y pase lo que pase, con esta victoria tiene asegurada la plaza para luchar en la segunda vuelta por los cuatro primeros puestos de liga Gallega. En esta fase se enfrentaran junto con Rugby Ferrol a los dos primeros clasificados del grupo Sur.

El Beone Ribadeo Rugby venció y convenció en el derbi ante el Muralla de Lugo

Avance Local

El Beone Ribadeo Rugby venció y convenció en el derbi ante el Muralla de Lugo

Touche Media