Mario Fernández Gorgojo (CN Villa de Navia), al Mundial de Natación en Aguas Heladas

El nadador más internacional del C N Villa de Navia, Mario Fernández Gorgojo, viajará en unos días hasta el majestuoso Lago Bled (Eslovenia), donde se celebrará el XII Campeonato del Mundo de Natación en Aguas Gélidas, modalidad extrema de este deporte, que cada vez cuenta con más adeptos en nuestro país y que pretende ser olímpica en los JJOO de Invierno de Pekín en 2022.
A pesar de llevar un par de años practicando esta modalidad, Mario cuenta con un palmarés nada desdeñable, donde destacan la plata conseguida en la prueba 450 metros libres y el bronce en 200 metros libres en el mundial celebrado en 2018 en Tallín (Estonia) y organizado por la IWSA, mismo organismo que organiza el mundial de Bled. Hace un año, el nadador asturiano viajó a Murmansk (Rusia) para competir en el Campeonato del Mundo pero en este caso organizado por la IISA, la otra gran asociación que vertebra la natación en aguas gélidas a nivel mundial, y donde consiguió una meritoria medalla de plata en la prueba 500 libres.
Esta edición revistió un especial interés porque una delegación del Comité Olímpico Internacional (COI) se personó en la ciudad rusa para valorar in situ si las aguas heladas reúnen méritos suficientes como para formar parte del programa olímpico de los Juegos de invierno. También estuvieron invitados delegados de la Federación Internacional de Natación (FINA).
Las competiciones de aguas heladas se disputan con bañador convencional y gorro -está prohibido el neopreno-, en aguas que deben estar entre los cinco grados y los dos bajo cero. Cuando se celebran en piscina -la otra modalidad son las aguas abiertas-, puede ser en una instalación convencional o un lago,  que se acondiciona al efecto, con frecuencia tras cortar con sierra la superficie helada.
En el hueco que se abre de 25 metros de largo por 35 de ancho se colocan paneles de cronometraje y corcheras; los poyetes de salida no están permitidos y cada poco tiempo hay que retirar las capas de hielo que se van formando. Los competidores no saltan desde el borde, sino que se meten en el agua por una escalerilla hasta su calle, y en los virajes tocan los extremos con la mano, en vez de voltear, porque la cabeza sufre mucho si se sumerge bajo la superficie y la circulación sanguínea en esas condiciones gélidas puede alterarse peligrosamente con el volteo.
 
Volviendo al Campeonato del Mundo que tendrá lugar la próxima semana en Bled, Mario Fernández participará en las pruebas de 200 libres, 450 libres, así como en el mítico kilómetro helado, reservado a unos pocos elegidos en todo el mundo y que se estrena en competiciones de IWSA, ya que hasta ahora era exclusivo de IISA.
Mario Fernández Gorgojo (CN Villa de Navia), al Mundial de Natación en Aguas Heladas