Este verano se suspende el programa “Vacaciones en Paz” para l@s niñ@s de los campamentos de refugiados saharauis

La crisis sanitaria del coronavirus también altera este año, el programa Vacaciones en Paz que, cada verano trae a la comarca, a una treintena de niños y niñas de los campamentos de refugiados saharauis, para permitirles “evadirse” de las altas temperaturas que se alcanzan en el desierto en pleno verano. Aunque se ha intentado mantener en vigor hasta el último momento, en las últimas horas no ha quedado otra que comunicar a las familias que no disfrutarán de la presencia de “sus” niñ@s. Por fortuna, el coronavirus no ha llegado aún a los campamentos de refugiados, circunstancia que si llegara a producirse, les pondría en un verdadero apuro, señala Nicandro González, de la Asociación de Amigos del Sáhara. Quien además, está preocupado porque en las condiciones actuales, también se hace imposible hacerles llegar la ayuda humanitaria que sí tienen preparada.