La Guardia Civil desarticula un grupo criminal especializado en el robo con fuerza en colegios públicos y establecimientos de telefonía móvil

La Policía Judicial de la Guardia Civil de de Oviedo en colaboración con la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca han detenido a tres personas, desarticulando así un grupo criminal perfectamente estructurado, que operaba principalmente por el Principado de Asturias, Galicia y Castilla y León. Se dedicaba a robos con fuerza en centros docentes y establecimientos de venta de telefonía móvil.
La investigación comenzó a principios del año 2020, cuando la Guardia Civil de Oviedo, recibe una denuncia del director del Instituto de Educación Secundaria de Trubia (Asturias), por la sustracción del interior de la caja fuerte de unos 13.000 euros.

Tras diversas averiguaciones, la Unidad Orgánica y Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Oviedo, constatan la existencia de un Grupo Criminal que se desplazaba desde Madrid hacia la Cornisa Cantábrica para cometer robos, utilizando para sus desplazamientos vehículos de alquiler y a nombre de terceras personas. Así comenzó la denominada “Operación TRARONA”.

Durante los meses de investigación y tras varios desplazamientos a la provincia de Madríd y limítrofes, se consiguió identificar al jefe de este grupo criminal, verdadero especialista en la comisión de estos hechos, quien además era el encargado de organizar al resto de los integrantes del mismo. Esta persona, identificada como I.M.H., era ya conocido de los investigadores por haber sido detenido ya en el Principado de Asturias en el año 2019 en el marco de la “Operación MEJICO”, junto con otras cuatro
personas; pero esta vez por cometer gran cantidad de robos en el interior de viviendas unifamiliares.

El Grupo Criminal desarticulado utilizaba vehículos de alquiler y a nombre de terceras personas para sus desplazamiento desde Madrid, cometiendo los actos delictivos en el mismo día y regresando a sus domicilios en diferentes puntos de las Comunidades Autónomas de Madrid y de Castilla La Mancha; lo que complicaba la ubicación de los mismos. Así mismo, utilizaban gran variedad de herramienta específica para la apertura y forzamiento de bombines de las cerraduras de puertas, como extractores; e incluso la utilización de ganzúas de impresión.
Durante los seguimientos efectuados, se pudo constatar que los integrantes del Grupo Criminal, tomaban numerosas medidas de seguridad para evitar ser detectados; y durante la comisión de los hechos delictivos, utilizaban guantes y prendas que impidiesen su identificación. Todo este material fue incautado durante la detención.

La “Operación TRARONA” se ha saldado con la detención de tres personas, todos españoles, vecinos de la Comunidades Autónomas de Madrid y de Castilla La Mancha; por cometer delitos de integración de
Grupo Criminal, Robos con Fuerza, Hurtos, Contra la seguridad vial y Denuncia falsa; esclareciendo un total de 14 delitos en diferentes puntos de la geografía española. El total de efectos sustraídos supera los 40.500 euros y los daños ocasionados ascienden a un total de 7.500 euros.

Tanto los detenidos como las diligencias realizadas por la Guardia Civil fueron entregadas al Juzgado de Guardia de Barbastro (Huesca), si bien conoce los hechos el Juzgado de Instrucción núm. 3 de Oviedo.