Dan negativo las pruebas PCR realizadas a residentes y trabajadores de la Residencia Villamil-Serantes

La Consejería de Salud ha confirmado hoy 31 nuevos casos positivos de coronavirus, doce de los cuales están relacionados con los brotes declarados en Llanes y en un bar de Gijón.

El brote de los establecimientos llaniscos de La Terraza de Laura y la escuela de surf Skull suma otros 9 afectados, con lo que se elevan a 27 los positivos. Respecto al bar gijonés La Buena Vida, el número de contagios asciende a 26, tras detectarse otros 3 nuevos.

Por otra parte, se han contabilizado 10 positivos que son contactos estrechos de casos conocidos de otras comunidades (Madrid y Aragón) y que ya estaban en aislamiento.

El Servicio de Vigilancia Epidemiológica está estudiando los casos restantes para establecer su vínculo epidemiológico.

Todas las personas contagiadas presentan síntomas leves de la enfermedad y permanecen en aislamiento en sus domicilios.

Respecto al brote en la Residencia Villamil-Serantes, en Tapia de Casariego, han resultado negativas las pruebas PCR realizadas ayer a todos los residentes y trabajadores. No obstante, se mantienen las medidas de prevención y protección como la suspensión de visitas y paseos, entre otras.

La Consejería de Salud pide a la ciudadanía que extreme las medidas de seguridad ante la covid-19 para proteger a las personas mayores, uno de los colectivos más vulnerables a los contagios.

Las autoridades sanitarias insisten en que es imprescindible guardar una distancia de, al menos, un metro y medio con personas con las que no se convive. Igualmente, instan a la población a evitar las aglomeraciones y las actividades sociales innecesarias para frenar la trasmisión del virus.

También recomiendan el lavado frecuente de manos con jabón y recuerdan la obligatoriedad del uso de la mascarilla para mayores de seis años en las vías públicas y espacios al aire libre; en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, así como en los medios de transporte públicos y privados; en este último caso, cuando los ocupantes no convivan.