La FACC solicita que los Ayuntamientos puedan destinar sus superávits y remanentes de tesorería a gasto corriente e inversión

La Federación Asturiana de Concejos (FACC) celebró hoy viernes, 31 de julio, su Asamblea General 2020, que había sido aplazada el pasado marzo tras declararse el estado de alerta como consecuencia de la pandemia de la Covid-19. La sesión, que se desarrolló telemáticamente, contó con la participación de 52 Ayuntamientos, a los que cabe sumar las nueve Entidades Locales que delegaron representación.

Durante la reunión, la Asamblea ratificó por unanimidad el acuerdo aprobado por la Comisión Ejecutiva el pasado 5 de mayo, que reclama la flexibilización de la regla de gasto y las Entidades Locales puedan destinar sus superávit y remanentes de tesorería tanto a gasto corriente como a inversiones. Asimismo, se acordó solicitar que se eleve la tasa de reposición del personal municipal al 100% para poder hacer frente a las vacantes y envejecimiento de las plantillas.

El acuerdo alcanzado por la Asamblea General también incluye trasladar estas demandas de forma urgente al Presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, para que las tenga en consideración durante la negociación que mantiene abierta con el Ministerio de Hacienda. Además, requerirá a la FEMP que traslade a la FACC de forma oficial el documento que negocia con el Gobierno central para que pueda ser remitido a los Ayuntamientos asturianos para su análisis.

En este contexto, la Asamblea General acordó reivindicar la autonomía local que garantiza el artículo 137 de la Constitución Española.

Por otro lado, durante la reunión se aprobó por unanimidad la Memoria de Gestión de 2019, la liquidación presupuestaria de 2019 y el Presupuesto para 2020. En al apartado de las cuotas, se aprobó mantener los 0,25 € por habitante vigentes desde 2013.