155 estudiantes asturianos ponen música al genoma de la leucemia linfática crónica

Una publicación científica recoge el trabajo realizado por 155 estudiantes asturianos de ocho centros educativos- como el alumnado del colegio Darío Freán de Jarrio (Coaña)- en el proyecto Música genética, cuyo resultado es la composición de ocho melodías para interpretar el genoma de la leucemia linfática crónica. La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad, impulsora del programa, ha plasmado en un artículo la metodología utilizada por el alumnado para combinar el aprendizaje de las bases del código genético a través de la composición musical.

Los escolares de los ocho centros educativos participantes en el proyecto se han integrado en el consorcio MARGA (Musicians And Resilient Geneticists of Asturias), en honor a la científica asturiana Margarita Salas. Es este consorcio el que aparece como primer firmante del artículo. Los estudiantes de Primaria, Secundaria y Bachillerato compusieron e interpretaron obras musicales diferentes utilizando una secuencia genética corta obtenida del gen notch1, secuenciado por el equipo del investigador Carlos López-Otín y receptor de mutaciones que conducen a la leucemia linfocítica crónica.

Inmaculada Acevedo, maestra del colegio público Darío Freán, de Jarrio, ha explicado cómo se desarrolló el proyecto, durante el pasado curso.

El equipo de la Consejería de Ciencia decidió recopilar las composiciones realizadas por el alumnado como  reconocimiento a su esfuerzo y como gesto para incentivar las vocaciones científicas y las enseñanzas STEAM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, en sus siglas en inglés).

El resultado ve la luz coincidiendo con la Semana de la Ciencia. El artículo Genetic music: when   genes code for melodies instead of proteins (Música genética: cuando los genes codifican melodías en lugar de proteínas) acaba de publicarse en abierto en el repositorio Preprints https://www.preprints.org/manuscript/202011.0387/v1

La incorporación de estudiantes de niveles no universitarios en publicaciones científicas no es frecuente, solo se registran en bases de datos oficiales, generalmente fuera de España. En el proyecto participaron los Institutos de Educación Secundaria Aramo, Infiesto, Bernaldo de Quirós (Mieres); Isla de la Deva (Piedras Blancas) y Río Trubia, y los colegios La Ería (Oviedo) y Darío Freán Barreira (Jarrio, Coaña).

A pesar de que existen iniciativas para asociar información genética o biológica con la música, ninguna ha abordado la generación de música genética como un proyecto STEAM. Con este enfoque, los estudiantes pueden aprender el código genético mientras componen música y también otros conocimientos vinculados a la biología.

Este proyecto está dedicado a la profesora Margarita Salas, por su implicación en la Semana de la Ciencia de Asturias y su trabajo para despertar vocaciones científicas entre los más jóvenes. El Principado ha remitido al alumnado participante en el programa Música genética la acreditación oficial como miembros del consorcio MARGA de jóvenes científicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad