El Principado evaluará el miércoles la apertura gradual de la hostelería, actividades culturales y deportivas en función de criterios objetivos de evolución epidemiológica

El Gobierno de Asturias evaluará la próxima semana la apertura gradual de la hostelería si las condiciones epidemiológicas lo permiten, tal y como ayer avanzó el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz. La decisión se basará, por tanto, en criterios técnicos y mensurables, de acuerdo con las indicaciones del Ministerio de Sanidad. Por otra parte, esta medianoche finalizará la vigencia de los cierres perimetrales de los municipios de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana.

Las restricciones impuestas para frenar la incidencia de la segunda ola del coronavirus pueden agruparse en varios bloques. Cada uno de ellos responde a una regulación distinta. El resumen es el siguiente:

Hostelería, cultura y deporte. El cierre de los establecimientos de hostelería, turismo y restauración fue acordado el 3 de noviembre. La Consejería de Salud ha publicado hoy una resolución (https://ddei3-0-ctp.trendmicro.com:443/wis/clicktime/v1/query?url=https%3a%2f%2fsede.asturias.es%2fbopa%2f2020%2f12%2f03%2f20201203Su1.pdf&umid=21E27FF0-B592-A505-8CCB-D99E1CAC7E54&auth=4ceff9107ab9c25786f1a828bbcb8ff8204474b0-998c7dbf249b52b7bbd650ed851f58619d28e741) en la que prorrogará esta limitación durante 15 días más. No obstante, esta medida se evaluará el miércoles, 9 de diciembre, y si la mejora de los indicadores lo permite, el comité de crisis de la covid-19 planteará la reapertura gradual de estos establecimientos. La próxima semana también se reconsiderarán las medidas relacionadas con la cultura y el deporte.

El Ministerio de Sanidad señala que los interiores de establecimientos de restauración y hostelería son espacios de riesgo alto.  Asturias está actualmente en el nivel de alerta 4 (riesgo muy alto). En el inmediatamente inferior, el 3, el ministerio propone valorar el cierre de zonas interiores y, en su defecto, reducir los aforos al mínimo posible y con prohibición de consumo en barra.

Todas estas medidas responden a criterios técnicos. El ministerio ha fijado varios parámetros para determinar la situación epidémica. Los principales son los siguientes:

1. Incidencia acumulada a siete días por 100.000 habitantes. La situación actual en Asturias es de 149 casos. Con estos números, la comunidad se sitúa en un rango de riesgo muy alto. Para descender un solo peldaño, el propio de riesgo alto, debería situarse por debajo de los 125 casos por 100.000 habitantes.

2. Incidencia acumulada a 14 días por 100.000 habitantes. La situación actual en Asturias es de 377. Con estos números, la comunidad se sitúa en un rango de riesgo muy alto. Para que se considerase riesgo alto habría de ser inferior a 250 casos.

3. Ocupación de camas hospitalarias por pacientes covid. La situación actual en Asturias es de 22%. Con estos números, el Principado se sitúa en un rango de riesgo muy alto. Para hablar de riesgo alto, el porcentaje debería ser menor al 15%.

4. Ocupación de camas UCI por pacientes covid. La situación actual en Asturias es de 39%. Con estos números, la comunidad se sitúa en un rango de riesgo muy alto. Podría empezar a hablarse de riesgo alto con tasas por debajo de un 25%

5. Tasa de positividad sobre pruebas de confirmación diagnóstica realizadas La situación actual en Asturias oscila en torno al 5%. Es el único indicador que no supera el umbral de riesgo muy alto en la escala del Ministerio de Sanidad.

La aplicación de las restricciones ha conseguido atenuar la incidencia de la segunda ola durante las últimas semanas. Tanto el número de contagios como la ocupación hospitalaria se han reducido, al tiempo que ha bajado la tasa de positividad. No obstante, como se puede comprobar con la lectura de los indicadores anteriores, Asturias permanece en riesgo muy alto. Esa es la razón por la que se prorrogan las restricciones: para que la incidencia continúe disminuyendo hasta niveles más soportables que eviten el peligro de saturación hospitalaria y faciliten el control de la epidemia (en la actualidad, aún se debe hablar de transmisión comunitaria no controlada y sostenida que excede las capacidades del sistema sanitario).

La evaluación de la reapertura de la hostelería (y la flexibilización de las restricciones aplicadas al deporte y la cultura) se basará en la mejora objetiva de los indicadores y medidas propuestas por el Ministerio de Sanidad en el documento Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de covid-19, actualizado el 22 de octubre y acordado por el Consejo Interterritorial de Salud.

 

Los parámetros que permitirían una apertura gradual serían una tendencia de descenso de los indicadores de incidencia y de ocupación de camas hacia los umbrales propios de un nivel de riesgo alto o alerta 3, antes citados.

 

Hay que tener en cuenta, además, que el cambio de nivel (el paso de riesgo muy alto a riesgo alto), se decide a partir de la combinación de varios parámetros, unos vinculados a la incidencia y otros a la capacidad del sistema sanitario. Para poner un ejemplo, no bastaría con un descenso de la tasa de positividad si, al tiempo, se diera una saturación hospitalaria. Es necesario que baje la incidencia y también se alivie la presión asistencial.

 

Excepciones. La resolución emitida esta tarde por la Consejería de Salud incorpora nuevas excepciones a las limitaciones vigentes. El 25 de noviembre se autorizó la apertura del pequeño comercio (con una superficie inferior a 300 metros cuadrados) y ahora se considerará la de los concesionarios de vehículos y de las mueblerías, a los que se podrá acceder con cita previa.

 

También se reestablece la actividad para deportistas que van a competir en un plazo inferior a dos meses en campeonatos de España, Europa o del Mundo, así como para las personas con discapacidad física.

 

Además, se permite la apertura de instalaciones deportivas al aire libre para la práctica de deportes de forma individual, por parejas simples o dobles, en especialidades o modalidades. Todas estas actividades requerirán, asimismo, la concertación de cita previa.

 

Cierres perimetrales. Actualmente, están vigentes 6 cierres perimetrales que afectan a los concejos de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana. Aunque fueron declarados en fechas distintas, todos decaen a las 24.00 de hoy. A partir de ese momento, quedan sin vigor. No hace falta decreto ni disposición administrativa alguna para autorizar la movilidad: se recupera automáticamente al finalizar la vigencia del decreto.

 

Cierre de Asturias y toque de queda. El cierre perimetral de Asturias y el denominado toque de queda (la limitación de la movilidad nocturna entre las 22.00 y las 06.00 horas) se mantienen. Ambas medidas se derivan del real decreto que establece el estado de alarma. En las próximas semanas habrá que adecuarlos a las condiciones acordadas ayer en el Consejo Interterritorial de Salud entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas para las fiestas navideñas. Hasta que tales modificaciones no se hagan, siguen plenamente vigentes.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad