La Guardia Civil detiene en Cangas de Narcea a un joven por tráfico de medicamentos.

La Guardia Civil explotó ayer la Operación PR-TRUENO tras cuatro meses de investigación,  procediendo a la detener a un joven de 24 años y a investigar a otro de 22 años, ambos vecinos de Cangas de Narcea, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

La Guardia Civil inició la Operación PR-TRUENO en el mes de diciembre tras el fallecimiento de un hombre (sanitario en el Hospital Carmen y Severo Ochoa), en un piso de Cangas de Narcea. El médico forense dictaminó muerte por sobredosis. En la inspección realizada por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Pravia, se encontró gran cantidad de medicamentos cuya dispensa necesita de control médico, además de otras drogas (como heroína) por lo que se puso en marcha una investigación tendente a encontrar una explicación respecto a la presencia de esa cantidad de medicamentos y otra sustancias en el domicilio.

Después de una complicada investigación y de la práctica de múltiples gestiones, agentes de la Guardia Civil de Pravia procedieron en el día de ayer a explotar la Operación PR-TRUENO. A primera hora de la mañana, amparados por el Juzgado de Instrucción Número 1 de Cangas de Narcea, la Guardia Civil realizó un registro en el domicilio de un joven vecino de Cangas de Narcea, trabajador en el
Hospital Carmen y Severo Ochoa, que había convivido con el fallecido, incautando en el mismo múltiples fármacos y medicamentos de los que están sometidos a control específico por pertenecer a la familia
de los psicotrópicos o considerarse estupefacientes (morfina, benzodiacepinas, etc). Además, en el domicilio se incautaron varias pastillas de éxtasis, cristal (MDMA), marihuana y útiles sanitarios como 
(medidores de glucosa, pulsómetro, etc).

A continuación, los agentes, acompañados por el Secretario Judicial del Juzgado de Instrucción Número 1, procedieron a realizar otro registro en la taquilla que este trabajador poseía en el Hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas de Narcea.

Teniendo en cuenta las investigaciones previas, así como las realizadas después de los registros, la Guardia Civil ha podido aseverar de manera fidedigna la trazabilidad de los fármacos y utensilios sanitarios, que previamente habían sido sustraídos en el Hospital de Cangas del Narcea. Además, se pudo verificar igualmente la existencia de un delito de hurto continuado en ese Hospital, donde el detenido trabaja como enfermero. Por este motivo, la Guardia Civil procedió a detener al investigado (de 24 años de edad y vecino de Cangas de Narcea) como supuesto autor de un delito de hurto continuado y otro delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas.

La Guardia Civil pudo verificar que el detenido sustraía diversos tipos de fármacos, en su mayoría estupefacientes para posteriormente cambiarlos a modo de trueque por otro tipo de droga o distribuirlos a terceras personas que los vendían al consumidor final. La investigación llevada a cabo ha permitido aseverar que el detenido se dedicaba a su vez a la venta de sustancias estupefacientes (MDMA,
Cocaína y marihuana) que adquiría a través de la DARK WEB y dosificaba en gramos para su venta.

La Guardia Civil imputa también como investigado no detenido a otro vecino de Cangas de Narcea, de 22 años de edad, un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas, al poder verificar
su colaboración con el principal detenido en la distribución de los estupefacientes.

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pravia instruye diligencias que serán remitidas al Juzgado de Instrucción Número 1 de Cangas de Narcea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad