Unos carteles de 1932 que «siguen teniendo total vigencia y fuerza»

Manuela Busto, desde la Biblioteca Pública Menéndez Pelayo, de Castropol, ha recordado hoy la primera campaña publicitaria para el fomento de la lectura que hizo aquel establecimiento. Corría el año 1932 cuando la Biblioteca Popular Circulante, elaboró una serie de carteles pintados por Manolo Marinero, en los que se invitaba a leer. Se colocaron en cruces de caminos importantes (sentido Vegadeo y Tapia de Casariego) y se tiene constancia de dos tipos: El burro debaxo (el burro debajo) y Fixoyes calar (Les hizo callar). Esos carteles ya lucen en la fachada del Ayuntamiento de Castropol primera sede de la biblioteca, en el año en el que se comienza a celebrar el centenario de la #BibliotecaDeCastropol.

Unos carteles de 1932 que "siguen teniendo total vigencia y fuerza"

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad