Una reivindicación «pacífica pero contundente en favor de una Sanidad digna y de calidad» para el Noroccidente asturiano

La Primera Gala Benéfica «Todos Somos Jarrio» que se celebró este domingo en el Fantasio de Navia, ha servido para insistir en la necesidad de que el Hospital Comarcal de Jarrio disponga del personal sanitario y de los equipos tecnológicos adecuados para que la ciudadanía pueda recibir una atención de calidad en el Área Sanitaira I.

Un acto que abrió Mar Villanueva, presidenta de Todos Somos Jarrio, a cuya intervención siguió la del doctor Ángel Gómez, primer gerente del Hospital Comarcal y cardiólogo, quien reflexionó sobre las decisiones que se adoptan basadas en criterios de eficiencia y sus negativas repercusiones. Así, la falta de médicos fijos en la plantilla del Hospital de Jarrio para servicios como Urología, Cardiología o Nefrología- que están cubriendo profesionales llegados de los hospitales de Avilés, Gijón u Oviedo- conlleva la «pérdida de la continuidad del seguimiento de los pacientes y a veces, esos médicos, ni se conocen». Además, explica Gómez, aunque se pasan consultas y se asegura la asistencia ambulatoria, «cuando un paciente de estas especialidades debe de ingresar, no puede hacerlo porque no hay un especialista in situ, en Jarrio: tiene que ingresar en Oviedo, Gijón o Avilés. Y sus familiares deberán ir a Gijón, Oviedo o Avilés para visitarle». Otro lastre que afectan al hospital de Jarrio, la falta de renovación de equipos tecnológicos de diagnóstico, «como el obsoleto escáner que tiene este hospital». Para evitar que se siga por este camino, «cosa que es más que probable que pueda pretender algún gerente, tenemos que estar aquí, para reivindicar que el hospital de Jarrio funcione a pleno rendimiento, tal y como fue diseñado en su momento», en favor de una sanidad digna y de calidad, explicó.

Tras la actuación del Coro Parroquial San Martín de Mohías, intervino el doctor Evaristo Lombardero, neumólogo ya jubilado, que desarrolló buena parte de su trayectoria profesional en el hospital de Jarrio. Además de reivindicar una Sanidad de calidad, a la que tiene derecho toda la ciudadanía, incluida la del Área Sanitaria I, y sin que se pueda pensar en argumentos como la pérdida de población o lo avanzado de su edad para minorar servicios, también quiso poner de manifiesto el valor de un movimiento ciudadano como el de «Todos Somos Jarrio», alejado de cualquier signo político y liderado por mujeres, al que ha ofrecido su pleno apoyo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad