La Escuela de Minas y los Colegios de Ingenieros y de Ingenieros Técnicos de Ingenieros de Minas muestran su apoyo al Proyecto Salave

La compañía española Exploraciones Mineras del Cantábrico (EMC), cuyo proyecto de extracción de oro de Salave está sometido a impacto medioambiental, cuenta con el apoyo del sector minero de Asturias. Concretamente, de la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de la Universidad de Oviedo, y también de los Colegios Oficiales de Ingenieros de minas del Noroeste de España y de Ingenieros Técnicos de Minas del Principado de Asturias, respaldando el Proyecto Salave, que cuenta también con el apoyo de los sindicatos SOMA-FITAG-UGT y USO, como así lo hicieron público en las últimas fechas.

“Aprovechamiento racional y eficiente de los recursos”

La Escuela de Minas explica, a través de sus redes sociales, que ha defendido que la actividad extractiva en España es la que “más leyes tiene, con 112”. Por eso es un “país pionero” a la hora de aplicarlas. Asimismo, destaca que “aún no existen alternativas completamente viables para sustituir a la minería” y por eso se ha planteado el concepto de “minería sostenible” que es, según afirman, “en el que se encuentra el proyecto de EMC con el Proyecto Salave”.

La Escuela entiende que la propuesta presentada por la compañía minera plantea “un aprovechamiento racional, ordenado y eficiente de los recursos del subsuelo” que “busca minimizar el impacto sobre el entorno al tiempo que se maximiza su contribución social y económica”. Es decir, “promueve un desarrollo local basado en la sostenibilidad económica, la social y la ecológica”, añaden.

Afirman también que el desarrrollo sostenible descansa en un “delicado equilibrio”entre tres  pilares: “la sostenibilidad económica (crecimiento económico), la social (equidad social) y la ecológica (protección ambiental)”.

“Minería Metálica Sostenible”

Por su parte, el Colegio Oficial de Ingenieros de Minas también mostró su apoyo a EMC tras la presentación del proyecto realizada en su sede, en la que estuvo presente su decano, Juan Jose Fernández. En una nota publicada en sus redes sociales destacaron que la actividad que va a realizar EMC “será sostenible y respetuosa con el Medioambiente, de la cual se obtendrá un concentrado de mineral con mayor contenido en oro, el cual ya será el producto de valor comercial”.

En este sentido, reiteraron que “dicha actividad cuenta con un apoyo total por parte del Colegio”. Asimismo, enumeran los “pilares básicos” de esta operación minera que, según aseguran, son: “deposición de agua limpia al mar a través de un emisario que garantizará la protección de las aguas subterráneas, restauración progresiva con relleno total, plan de restauración ambiental con recuperación de los usos actuales de los terrenos al final de la vida útil de la mina y una operación respetuosa, innovadora y que genera riqueza local y empleo de calidad”.

Modernidad de la tecnología, respeto al medioambiente y diversificación económica”

Por su parte, el decano del Colegio de Ingeniero Técnicos de Minas, Augusto Suárez y varios miembros de su directiva se reunieron el pasado miércoles de forma telemática con el principal ejecutivo de Exploraciones Mineras del Cantábrico, José Manuel Domínguez, para conocer pormenorizadamente el Proyecto Salave.

Los integrantes del colegio, mediante un comunicado emitido al final de la presentación, valoraron “muy positivamente” la puesta en marcha de esta iniciativa “que podría suponer la creación de más de 180 empleos directos a partir del próximo año y cuenta con una inversión superior a los cien millones de euros”.

El proyecto destaca por “la modernidad de la tecnología que pondrá en marcha, el respeto por el medioambiente y la diversificación económica que puede suponer para el Occidente de Asturias. Un ejemplo de minería metálica sostenible”, aseguraron.

“Compatible con las actividades que se desarrollan en la zona”

Desde el sindicato SOMA-FITAG-UGT, en la nota de prensa emitida, considera “muy destacable” del proyecto “el empleo de elementos naturales y no agresivos, excluyendo la necesidad de utilizar productos cianurados a lo largo de los mismos”. Además, defienden la compatibilidad del mismo con otras actividades económicas de la zona “como el turismo o la agricultura, ya que los trabajos en superficie se harán dentro de naves industriales, como las que hay en los alrededores, y que desmontarán posteriormente; además de no generar vertidos a cauce terrestre, lo que añade puntos fuertes y destacables del proyecto”.

Entienden que la “minería metálica moderna se caracteriza por una actitud responsable para garantizar la sostenibilidad”.

Mientras, la delegación de la Federación de Industria de USO, que visitó la zona para conocer el proyecto, destaca en su comunicado que “apoya el proyecto” por “sus objetivos de conservación medioambiental y de generación de empleo”.

Estos apoyos del sector universitario, de colegios relacionados con el sector minero, y también del ámbito laboral, refuerzan el Proyecto Salave, que supone un impulso socioeconómico para la zona, generando entre 150 y 200 puestos de trabajo directos y más de 1.000 indirectos, y una inversión inicial de más de 100 millones de euros en la comarca de Tapia y en el occidente asturiano.

Sobre EMC

Exploraciones Mineras del Cantábrico (EMC) es una compañía española, gestionada por un equipo de expertos profesionales españoles que, desde hace más de 30 años, dedican su actividad a la investigación, exploración y desarrollo de activos mineros de interés público, principalmente en España. Actualmente, centra su actividad en el yacimiento de oro de Salave (Asturias) y está comprometida en garantizar que cualquier propuesta de desarrollo se haga de manera ambientalmente responsable e incorporando las tecnologías más modernas y reconocidas. EMC es el actual propietario del 100% de los derechos mineros de explotación del yacimiento de Salave.