Exploraciones Mineras del Cantábrico asegura que el proyecto minero de oro de Salave «es compatible con el entorno, y no afectará a la calidad de las aguas»

La compañía minera «Exploraciones Mineras del Cantábrico» cuyo proyecto de extracción de oro de Salave (Tapia de Casariego) está sometido a valoración de impacto medioambiental afirma, a través de una nota de prensa, que «el plan propuesto no supone ningún riesgo de contaminación del medio acuático y, por tanto, es perfectamente compatible con otras actividades económicas que ya se desarrollan en Tapia y su entorno, como la pesca, la ganadería, la agricultura o el turismo». Recuerda también que para evitar «cualquier impacto o vertido sobre los cauces o aguas superficiales» está prevista la construcción de un emisario submarino, que discurriría «subterráneamente desde las instalaciones principales del proyecto hasta su punto de vertido en el mar, a 800 metros de la costa y 17 metros de profundidad.