Costas acometerá en julio la reparación de la carretera de acceso a las playas de Luarca

PUBLICIDAD

La Demarcación de Costas ha informado al ayuntamiento de Valdés de que el subsuelo de la carretera de acceso a las playas de Luarca (un tramo en la zona de la playa primera y otro, de la playa segunda) está dañado, y existe riesgo elevado de hundimiento del muro de contención y de la propia carretera. De manera que la Administración acometerá las reparaciones necesarias durante los primeros días de julio.

Por otra parte, según recoge el BOPA de hoy, el topónimo «Luarca» ya es oficial como ya lo era- en exclusividad hasta ahora- el de L.L.uarca. Se trata de una larga reivindicación del ayuntamiento de Valdés, que cree necesaria la convivencia de ambas formas, tal y como explicaron las diferentes formaciones políticas valdesanas que concurrieron a las últimas elecciones municipales.

PUBLICIDAD

Por su parte, y respecto al topónimo Luarca/L.luarca que hoy recoge el BOPA, «Iniciativa pol Asturiano» ha emitido un comunicado en el que asegura que «permitir estos pasos atrás en la normalización
de la toponimia tradicional es una decepción política y va contra el espíritu de la Llei d’Usu, que
se redactó con el objetivo de recuperar las formas tradicionales para evitar su desaparición.
Relegar la forma tradicional, no solo a compartir espacio con la forma ya derogada, sino a
hacerlo en segundo lugar, va justo en el sentido contrario al establecido por la ley, convirtiendo
a la forma tradicional en un adorno».
La entidad denuncia que “usar las herramientas legales creadas para normalizar la toponimia tradicional para hacer el camino contrario, es una trampa y un malísimo precedente”. “Es obligación de la Consejería de Cultura y Política Llingüística hacer pedagogía sobre la necesidad de recuperar las formas tradicionales y vigilar el cumplimiento efectivo. Este uso no se hizo en estos años en ningún caso con el topónimo de la capital de Valdés”.
Iniciativa pol Asturianu quiere denunciar que no es la primera vez que se dan pasos atrás con la toponimia tradicional, pero sí la primera en esta legislatura, la que ha de ser la de la oficialidad. Es por ello que resulta especialmente lamentable que se haga este camino inexplicable de vuelta atrás»·.