El Principado convoca ayudas para agricultores/as y ganaderos/as: relevo generacional, nuevas explotaciones, mejora de la rentabilidad y prevención de daños

El Bopa publica hoy las bases para solicitar ayudas dirigidas a mejorar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas; para la incorporación de jóvenes a las actividades del campo y la puesta en marcha de explotaciones agrarias y para la prevención de daños por fauna salvaje. El plazo para presentar las solicitudes de ayuda termina el 30 de junio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Más de 17 millones de euros para favorecer el relevo generacional  y la puesta en marcha de nuevas explotaciones agrarias: las ayudas están dirigidas a jóvenes que en el momento de presentar la solicitud tengan cumplidos 18 años y no alcancen los 41, que se instalen como titulares por primera vez y se comprometan a mantener la actividad durante un mínimo de 5 años desde la concesión de la subvención. Entre las principales novedades de esta línea de subvenciones destaca la subida de la cuantía máxima, que pasa de 50.000 a 70.000 euros. Este incremento de 20.000 euros persigue apoyar a jóvenes que se incorporen a la apicultura o a explotaciones dedicadas a la ganadería extensiva y que en su plan empresarial establezcan medidas preventivas para evitar daños al ganado por ataques de grandes carnívoros. En el caso de estas últimas, se vinculan al tamaño de la explotación. Por primera vez se ofrece la posibilidad de compatibilizar la ayuda a la incorporación con formación reglada de la rama agraria u otras relacionadas, siempre que quienes acceden a la subvención realicen sus estudios en Asturias o una provincia limítrofe y que la duración en formato presencial no supere las 155 horas en el año. La medida favorece la entrada al sector de profesionales adecuadamente formados.

Las personas interesadas deberán presentar un plan empresarial para ejecutar en tres fases y la ayuda se hará efectiva en dos tramos: el primer pago, que supondrá entre el 50% y el 65% del total, se efectuará en noviembre de este año y en 2025 se abonará el resto, así como la cantidad correspondiente al incremento hasta los 20.000 euros en los casos en que proceda.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El gobierno de Asturias dedica 16,7 millones a la mejora de la rentabilidad de las explotaciones agrarias: las ayudas se dirigen a titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas. Por primera vez podrán optar personas que no sean titulares de una explotación en el momento de realizar la solicitud, pero que alcancen tal condición en el momento de la certificación final. De este modo, podrán acceder a las subvenciones mayores de 41 años que decidan poner en marcha una explotación de ganado bovino.

Otra de las novedades es la simplificación de la gestión, ya que bastará con presentar un plan empresarial en el que se justifique que el proyecto que se va a desarrollar mejorará el rendimiento global del negocio. Los beneficiarios de la ayuda deben ejercer la actividad en la explotación durante los cinco años siguientes al pago final y mantener las inversiones subvencionadas.

En la convocatoria de este año se han ampliado las inversiones que pueden recibir financiación. Así, además de la construcción o mejora de inmuebles, las ayudas cubrirán la adquisición de maquinaria y equipamiento nuevo que contribuya a aumentar la competitividad de la explotación o que mejore las condiciones agroambientales, higiénico-sanitarias y de bienestar de los ani­males; el almacenamiento de estiércol y la disminución del consumo de energía o de agua. Igualmente, se admite la compra de vehículos nuevos de carga y transporte para apicultores, como furgonetas, camionetas y camiones, así como de explotaciones agrarias en desuso. La inclusión de esta última opción se orienta a aprovechar negocios que hayan cerrado pero que puedan ser de interés para explotaciones en funcionamiento.

El importe de las subvenciones puede cubrir el 40% de los costes elegibles, un porcentaje que se incrementa hasta el 60% si los titulares de la explotación son jóvenes.

Se convocan ayudas por valor de 2,2 millones de euros para la dotación de medidas preventivas para evitar daños de la fauna salvaje a la agricultura y la ganadería. Esta subvención plurianual es complementaria a la indemnización por daños. La medida permitirá subvencionar el 100% de las inversiones destinadas a la construcción o reparación de infraestructuras para la defensa del ganado o de los cultivos. Así, mediante estas ayudas, cofinanciadas por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (Feader), se apoya que agricultores y ganaderos se doten de cercados, adquieran vallas móviles y pastores eléctricos o perros pastores. La inversión mínima subvencionable es de 3.000 euros y la cuantía máxima por explotación de 40.000 euros.

A esta línea podrán optar los titulares de granjas agrícolas y/o ganaderas de bovino, ovino, caprino, porcino o equino que realicen pastoreo y/o aprovechamiento forrajero de la superficie vinculada a la explotación, así como las explotaciones apícolas. 

En los casos en que se realicen inversiones en zonas de montaña o con limitaciones naturales en equipos de tratamiento de purines y estiércoles, la ayuda se incrementará un 20%.