El Principado impulsará la modernización de la cuchillería artesana de Taramundi para lograr el sello europeo de Indicación Geográfica

PUBLICIDAD

El Principado impulsará la modernización de la cuchillería artesana de Taramundi para conseguir el sello europeo de Indicación Geográfica, según ha explicado el consejero de Ciencia, Borja Sánchez, en la visita que ha girado este martes a la localidad. A través de la Agencia Sekuens, se desarrollará un proyecto de acompañamiento a los artesanos para analizar las necesidades del sector de cara a incorporarse al sello de calidad Indicación Geográfica (IG) del nuevo reglamento europeo que regula la protección de productos artesanales e industriales.

El primer paso en el proceso de modernización consistirá en el análisis de las necesidades del sector. El objetivo es que los artesanos puedan aumentar su producción y revitalizar la actividad económica. Para ello, se valorarán las mejoras tecnológicas que se adapten al producto, desde diseños en 3D a la introducción de nuevos materiales en la fabricación.

PUBLICIDAD

Este proceso preparará el terreno para que el sector de cuchillería se incorpore al registro de Indicación Geográfica de la Unión Europea para productos artesanales e industriales, lo que garantizará su protección como marca en el territorio europeo.

El objetivo es conservar el patrimonio artesanal e industrial a nivel mundial. La incorporación a este registro implicará beneficios para el sector de la artesanía tradicional, facilitará su internacionalización e incrementará su competitividad en el mercado global.

El nuevo reglamento respaldará el desarrollo de las regiones rurales y de otros territorios europeos mediante incentivos a los productores, especialmente a las pymes, para que inviertan en nuevos productos auténticos y creen nichos de mercado.

La IG es una marca similar a la Denominación de Origen (DOP) o a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de los productos agroalimentarios. Asturias posee actualmente diez marcas en estas categorías, fundamentalmente de quesos, productos cárnicos, frutas y hortalizas y vinos. La cuchillería de Taramundi sería la primera marca asturiana reconocida en el registro de productos artesanos europeos.