El temporal se hace notar y ocasiona desperfectos en la comarca

PUBLICIDAD

El Centro de Coordinación de Emergencias del Principado había registrado a primera hora de la mañana de este jueves, más de 70 incidencias. Entre otras, 62 por cortes de carreteras, sobre todo por caída de árboles; 7 retiradas de elementos peligrosos y 5 limpiezas de carreteras. Las rachas de viento de hasta 90 km/h se mantiene hasta mañana viernes, a las 9 de la mañana. En ese momento, el nivel de alerta pasará a aviso rojo hasta el domingo, a las 15 horas, que volverá a ser naranja. En cuanto al viento, el aviso amarillo se amplía hasta el sábado al mediodía, cuando habrá alerta naranja  por vientos de hasta 110 km/h.

En Navia,  un árbol caía sobre la iglesia de Villapedre, que permanecerá clausurada hasta que se hayan evaluado los daños. O el polideportivo de Puerto de Vega se mantendrá cerrado hasta que no mejoren las condiciones del tiempo porque se ha constatado la inestabilidad de una de las paredes laterales, afirma la alcaldesa, Ana Fernández.
 
 
Clara García, jefa de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Valdés, ha explicado que por ejemplo, esta mañana se procede a retirar una chimenea caída sobre el techo del centro de día de Luarca, o la caída de un magnolio de cien años, en la zona de Villa Tarsila.
 
 
En Ribadeo han caído árboles y farolas y ha habido daños en galpones, como ha recordado el alcalde, Dani Vega.