Industria firma el convenio con el Consorcio de Compensación de Seguros para gestionar el Fondo de Reserva para Garantías de Entidades Electrointensivas

PUBLICIDAD

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy el convenio suscrito entre
el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Consorcio de Compensación de
Seguros para la administración del Fondo Español de Reserva para Garantías de
Entidades Electrointensivas (FERGEI). En dicho acuerdo se delimitan los derechos,
obligaciones y tareas a desarrollar por el Consorcio en relación al FERGEI, entre
ellas, informar periódicamente de la evolución del fondo, la gestión de la tesorería,
la contratación de suministros necesarios para el funcionamiento interno, o proponer
planes de inversión.

Para el secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco, “con este fondo
ayudamos a la gran industria a rebajar su factura energética, con lo que la hacemos
más competitiva y damos seguridad y certidumbre para impulsar las inversiones en
las plantas. Este fondo complementa las ayudas que hemos ampliado
recientemente hasta los 61 millones de euros dentro del mecanismo de
compensación de costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero
para costes incurrido en 2019”.

El pasado 26 de junio el Consejo de Ministros aprobó la creación de este fondo para
la cobertura por cuenta del Estado de los riesgos derivados de operaciones de
compraventa a medio y largo plazo del suministro de energía eléctrica (PPA) entre
consumidores de energía eléctrica que tengan la condición de consumidores

PUBLICIDAD

electrointensivos.

El FERGEI está dotado con 200 millones de euros anuales, para cubrir, como
máximo, 600 millones de euros en tres años. Para que las industrias puedan obtener
esas garantías para PPA, deberán contratar al menos por cinco años un 10% de su
consumo anual, una vez que el fondo haya sido puesto en marcha.
El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo estima en más de seiscientos el
número de beneficiarios potenciales, y que el 80 por ciento de los consumidores
electrointensivos podría firmar contratos de este tipo por diez años.